AMIBAS Y LOMBRICES, RESPONSABLES DEL BAJO RENDIMIENTO LABORAL

En la actualidad muchas de las personas vivimos un ritmo de vida muy apresurado, también hemos experimentado mucho cansancio en algún punto de nuestra vida. Esto lo vemos de una forma normal ya que tendemos a sentirnos agotados por nuestro ritmo de vida y compromisos sociales.
De acuerdo con varios especialistas en este tema, un individuo que padece de cansancio, físico o emocional, puede recuperar la energía mediante el reposo o el ejercicio. No obstante, sentirse todo el tiempo desganado con un agotamiento abrumador es un síntoma de alarma que es recomendable atender a la brevedad.
Cuando el agotamiento se acompaña de otros síntomas existe una gran probabilidad de que se trate de alguna enfermedad. Es muy común que se asocie con hipotiroidismo, depresión y estrés, pero pocas veces se le relaciona con una causa bastante común como lo son las amibas, lombrices y otros bichos que se alojan en los intestinos.
Los parásitos intestinales son enfermedades producidas por un grupo de organismos que viven a expensas de los seres humanos, alojándose en el aparato digestivo y compitiendo por el consumo de las sustancias alimenticias. Los parásitos se alimentan de la comida que ingieren las personas o de su sangre, lo que propicia desnutrición, anemia y debilidad en general. En México, la amibiasis intestinal es la segunda enfermedad transmisible más frecuente, ya que existen 16 millones de portadores de amibas en todo el territorio y la mayoría de ellos no presenta ningún síntoma, por lo que desconocen su estado de salud y el riesgo de contagio hacia sus propios familiares y personas con quienes conviven diariamente (Bertha Sola 2010).
Son múltiples y variables las manifestaciones clínicas de las enfermedades parasitarias. Éstas dependerán del tipo de parásito del cual se trate, no obstante, existen síntomas característicos de la enfermedad como: gases, diarrea alternada con periodos de estreñimiento, inflamación o dolor de estómago, cansancio o falta de concentración.
Uno de los principales síntomas indirectos en los adultos, que debe despertar la sospecha acerca de la posibilidad de padecer parasitosis en el tracto digestivo, es la falta de capacidad para concentrarse en las actividades diarias o en el trabajo, dando como resultado un bajo rendimiento laboral y en actividades cotidianas, lo cual se explica por la anemia y desnutrición que provocan los parásitos.
 
Fuentes:
BERTHA SOLA. (2010). Principales responsables del bajo rendimiento laboral. 11 de Mayo 2021, de Crónica Sitio web: https://www.cronica.com.mx/notas/2010/543489.html
¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR ACTUALIZACIONES DEL BLOG!

Únete a mi lista de correo electrónico para recibir actualizaciones e información.

Compartir esta publicación:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *