medicine, remedy, pill-1582472.jpg

¿CÓMO IDENTIFICAR MEDICAMENTO FALSO?

En la actualidad existe una gran variedad de medicamentos que cubren las necesidades de la población y son todos aquellos que cumplen con los requisitos que establece la ley y tiene la autorización de la COFEPRIS. Pero tomemos en cuenta que también existen personas que realizan actos ilícitos, como la mezcla de sustancias para imitar medicamentos o insumos de la salud.  

Es de mucha importancia estar atentos a los medicamentos que se adquieren, se debe verificar que sean de calidad, seguros, eficaces y que su venta se realice en lugares formalmente establecidos, sin que los vendedores se escondan o sean de difícil localización su compra.

Al adquirir un medicamento debemos fijarnos en varios puntos:

  1. Debe contar con un registro sanitario impreso
  2. Un número de lote impreso y coincidente en todos sus empaques
  3. Debe de tener fecha de caducidad vigente e impresa
  4. EL material de empaque no debe presentar alteraciones o encontrarse en mal estado
  5. Se debe adquirir un medicamento en establecimientos formales y fijos, evitando la compra en tianguis, mercados sobre ruedas o puestos ambulantes.

De acuerdo con la OMS, para verificar que el medicamento es ideal para el ser humano, comprobando su eficacia y seguridad se realizan dos pruebas principales que son: la prueba de biodisponibilidad y la prueba de bioequivalencia.

En un medicamento, la prueba de biodisponibilidad se evalúan la velocidad en la que el fármaco se absorbe y alcanza niveles adecuados de disponibilidad en la circulación general. Por otro lado, en la prueba de bioequivalencia se evalúa que los efectos farmacéuticos de un medicamento con ayuda de la biodisponibilidad esperada, sean semejantes a los de otro fármaco de referencia, que por lo general es el fármaco innovador. Una vez que se comprueben la bioequivalencia entre dos fármacos igualmente biodispensables, existe entre ambos medicamentos una intercambiabilidad.

En México, la Norma Oficial Mexicana NOM-177-SSAI2013 es la que establece las pruebas y procedimientos para demostrar que cumple con los criterios de biocomparabilidad.

Estas pruebas de calidad, seguridad y eficacia, se exigen para los medicamentos de patente y para los medicamentos denominados genéricos intercambiables.

Moreno, J. O. (3 de enero de 2018). Medicamentos falsos: una gran amenaza para la seguridad del paciente. Obtenido de Boletín Conamed – Ops : http://www.conamed.gob.mx/gobmx/boletin/pdf/boletin16/medicamentos_falsos.pdf

¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR ACTUALIZACIONES DEL BLOG!

Únete a mi lista de correo electrónico para recibir actualizaciones e información.

Compartir esta publicación:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *