man, child, infant-3552247.jpg

EDUCA EN RESPETO, NO EN OBEDIENCIA DEL MIEDO

Muchos de los padres no saben cómo distinguir entre respeto y obediencia, lo que puede llevar a una relación sana con sus hijos. Por tanto, es importante saber cuál es el límite que separa estos dos conceptos y cómo separarlos en la práctica.

Cabe señalar que la obediencia a menudo no trae felicidad a padres e hijos. De hecho, muchas veces crea una barrera entre los dos, destruyendo gradualmente los sentimientos y sus diferentes formas de expresión.

Al contrario de lo que mucha gente piensa, el rigor no garantiza una paternidad exitosa. La obediencia fruto del gritar y patrones rígidos puede generar miedo e inseguridad. Es extraño cómo, en nuestro propio idioma, los “niños obedientes y dóciles” están conectados con las cosas a las que aspiran muchas familias.

Sin embargo, detrás de los niños mansos o dóciles hay mucha autoestima baja e infelicidad. Son tantos los muros construidos que entiende su vida como prisión. Además, hemos moldeado pensamientos que no pueden tomar la iniciativa porque esperan que los demás siempre les digan qué hacer.

Un niño feliz es una persona que explora, toca, ríe y se comunica. Por lo tanto, cuando elegimos qué tipo de método de crianza para nuestros hijos, debemos elegir un método de crianza que les permita crecer con integridad.

Riesgos de la crianza basada en la obediencia:

  • Los niños no se atreven ni saben expresar sus emociones porque cualquier acto espontáneo es sancionado.
  • Los niños a los que se les enseña a guardar silencio, a esconder sus lágrimas porque “llorar es de débiles” o a quedarse quietos porque “molestan”, se reprimen emocionalmente.
  • La obediencia busca también “proteger” al niño de posibles peligros. Un niño obediente es una persona que no cruzará la zona de confort del hogar y que estará apegado a esa burbuja familiar.

Estas son algunas de las claves que se deben reflexionar respecto al valor de la educación basada en el respeto:

  • Ofrecer responsabilidades a los hijos: Es indispensable que, desde pequeños aprendan la importancia de hacer las cosas por él mismo y hacerse cargo de sus objetos personales.
  • Razonar con los hijos sobre reglas: Es importante hablar con ellos y explicar porque se deben cumplir estas reglas, pero sobre todo la comunicación debe ser respetuosa.
  • Cuando se hagan cosas malas, no gritar, ni humillar: En lugar de intensificar la negatividad, es importante mostrarles a hacer las cosas bien. Se debe reconocer las emociones de los hijos.

Fuentes:

Sabater, V. (29 de junio de 2020). Educa en “respeto” no en la “obediencia” del miedo. Obtenido de Eresmamá: https://eresmama.com/educa-respeto-no-la-obediencia-del-miedo/

Sabater, V. (26 de febrero de 2021). Educa con amor y no en la obediencia basada en el miedo y la severidad. Obtenido de MejorconSalud: https://mejorconsalud.as.com/educa-severidad-ninos-infelices/

¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR ACTUALIZACIONES DEL BLOG!

Únete a mi lista de correo electrónico para recibir actualizaciones e información.

Compartir esta publicación: