hamburger, burger, barbeque-1238246.jpg

¿MI DIETA PUEDE CAUSARME ESTREÑIMIENTO?

Aprender a diferenciar los alimentos que causan estreñimiento es complicado, sin embargo, la fibra y el agua son los dos factores fundamentales que pueden hacer que ir al baño sea un placer o un suplicio. La ingesta de fibra aumenta la frecuencia de las deposiciones en pacientes estreñidos, concluye un metaanálisis realizado por investigadores chinos en 2012. En cuanto al agua, una leve deshidratación es suficiente para complicar el tiempo de ir al baño, según confirma un estudio publicado en Nature. Pero estos no son los únicos aspectos que afectan. Exsisten ocho alimentos básicos en tu dieta que pueden agravar este trastorno:

Chocolate: Retrasa la secreción de los jugos gástricos del estómago e inhibe la función motora del vaciado del mismo, lo que produce estreñimiento en personas que sufren el síndrome de colon irritable.

Lácteos: Consumidos en exceso, los productos derivados de la leche, bajos en fibra y con un elevado contenido en grasas, también pueden causar este trastorno.

Plátanos: Los verdes contienen una alta cantidad de almidón resistente, que “puede causar o agravar el estreñimiento”. En cambio, cuando están bien maduros, pueden incluso ser beneficiosos.

Arroz: El blanco puede conducir al estreñimiento porque ha sido desprovisto de la cascarilla, el salvado y el germen, precisamente donde están la fibra y los nutrientes. Por el contrario, el arroz integral puede ayudar a aliviar el estreñimiento porque contiene todas esas partes.

Carne roja: Los aficionados a los chuletones tienen más riesgo de padecer diverticulitis, según un estudio de la Universidad de Harvard (EE UU). Se trata de la inflamación de unas pequeñas bolsas que se forman en el intestino, y el estreñimiento es una de sus consecuencias.

Pan blanco: Como ocurre con el arroz, el pan blanco, sin la fibra de la integral, también puede desencadenar los mecanismos que producen este trastorno.

Café: Un consumo moderado está asociado con un menor riesgo de estreñimiento, pero el consumo frecuente aumenta las probabilidades de estreñimiento, debido a la deshidratación que produce.

Comida rápida: La mayoría contiene poca fibra y mucha grasa juega en tu contra. Existe una correlación entre el estreñimiento crónico y el consumo frecuente de snacks, fast food, frituras y una dieta basada en comida basura.

Pero incluso si mantenemos la distancia con estos alimentos, otros factores (estrés, viajes, inactividad, ciertos medicamentos) también pueden desencadenar episodios ocasionales. Hacer ejercicio, vigilar tu dieta e incluso masajear suavemente tu estómago son buenos consejos para ayudar a combatir el problema. Recuerda, lo más importante es tu salud y la de tu familia.

Fuentes:

Ortí, A. (2017). 8 formas en que su dieta dificulta el momento de ir al baño. El País. https://elpais.com/elpais/2017/03/27/buenavida/1490615802_216250.html


¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR ACTUALIZACIONES DEL BLOG!

Únete a mi lista de correo electrónico para recibir actualizaciones e información.

Compartir esta publicación: