doctor, dentist, dental-1149149.jpg

PARÁSITOS INTESTINALES

El ingreso de parásitos al organismo origina en la mayoría de los casos problemas de salud muy severos. La Revista CyT de la Universidad Nacional del Nordeste entrevistó al doctor Jorge Horacio Espíndola, investigador y profesor de la Cátedra de Farmacología de la Facultad de Odontología y Jefe de Trabajos Prácticos adscripto en las Cátedras de Pediatría; Terapéutica Pediátrica, Terapéutica Farmacológica y Clínica Médica V de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE).

La enfermedad parasitaria intestinal ha desconcertado a muchos profesionales, que no la comprenden en profundidad, no la consideran o la descartan por un análisis erróneo. El parásito viaja en colectivo, al trabajo, a la escuela y al hogar. Se ha detectado que el 50% de los niños de nuestro país están afectados por parásitos.

Las infecciones parasitarias intestinales han provocado un gran número de infecciones infantiles en nuestro país. Los parásitos más comunes en nuestro medio son: Giardia, oxiuros y ascaris (lombrices intestinales); sin embargo, en las últimas décadas, debido a la inmigración y las adopciones internacionales, los niños de otros países con menos recursos (PBR) han aumentado, por lo que los pediatras han podido para observar un aumento en los casos menos comunes y el número de parásitos.

Hay dos formas de manifestar la toxicidad parasitaria. El primero se puede llamar “general” y los problemas involucrados son: mal aliento, apetito inestable, constipación, diarreas, acidez, cuadros apendiculares o vesiculares, gastroenteritis, etc. Las toxinas parasitarias pueden dificultar la absorción de alimentos a nivel de la mucosa intestinal, lo que en muchos casos puede hacer que muchos parásitos se adelgacen. Un hecho extraño es que casi todos los parásitos que existen son intolerancia alimentaria, lo que se llama “discontinua” “hoy sí, mañana no”.

La segunda aparición es la manifestación tóxica en sí. Se desarrollan lejos de los parásitos y se desarrollan a través de sus toxinas. En estos casos, se debe advertir a los pacientes y profesionales que cuando una determinada enfermedad presenta síntomas típicos, no conducirá a mejoría si se trata adecuadamente; “Se siente necesario considerar posibles enfermedades parasitarias intestinales”. Años de observación, recolección de datos, estadísticas severas y amplias dudas apoyan esta posición.

Fuentes:

Pediatría Integral. (enero de 2015). Parásitos Intestinales. Obtenido de Pediatría Integral: https://www.pediatriaintegral.es/publicacion-2015-01/parasitos-intestinales/

Agencia CyTA – Instituto Leloir / UNNE. (15 de noviembre de 2011). Parasitosis intestinales y su efecto perjudicial en la Salud. Obtenido de IntraMed: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=73601

#salud #saludybienestar #saludyvida #vidasaludable #saludesvida #saludencasa #bienestar #bienestarysalud #bienestartotal #bienestarfamiliar #portusaludyladetufamilia #portusalud #parasitos #párasitos #parasitosintestinales #parásitosintestinales #parasitoseintestinal #infecciones #infeccionesintestinales #parasito #parásito

¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR ACTUALIZACIONES DEL BLOG!

Únete a mi lista de correo electrónico para recibir actualizaciones e información.

Compartir esta publicación:

¡No hacemos spam! Más información en nuestra política de privacidad