girl, relax, listening-3231703.jpg

SUEÑO Y ALIMENTACIÓN EN ADOLESCENTES

La National Sleep Foundation recomienda que los adolescentes duerman de 8 a 10 horas al día. Según los datos de las investigaciones, el tiempo de sueño se ha reducido en un 68,8%.

En la etapa de la adolescencia ocurren cambios físicos, mentales, emocionales y sociales que también afectan los patrones de sueño. Por ejemplo, hay un retraso normal en el inicio del sueño y necesita dormir más que en años anteriores.

El motivo principal es el retraso en irse a la cama, debido al tiempo que se le dedica a la televisión o usando el teléfono móvil, así como también la vida nocturna que se llega a tener en algún punto de nuestra vida. Además, el sueño y la dieta de los adolescentes también están relacionados.

La adolescencia es una etapa de la vida en la que el sueño juega un papel importante. Hablar con los adolescentes sobre el sueño y sus efectos sobre la salud y el bienestar es indispensable en esta etapa.

El Índice de Masa Corporal (IMC) se eleva a la par que la grasa corporal, teniendo como resultado el sobrepeso y la obesidad. Se puede resumirse a causa del gran tiempo que se les dedica a los aparatos electrónicos justo antes de dormir y el tipo de vida sedentario que se tiene.

Cuando se les dedica mucho tiempo a los aparatos electrónicos se crea una ingesta de snacks salados como distracción, eso pasa a la relación que tienen los anuncios emitidos a la hora de dedicarles tiempos a dichos artefactos. A la vez, se crea una resistencia a la insulina que altera los niveles de glucemia. Esto tiene como resultado el aumento de probabilidad de tener diabetes tipo 2.

Cuando se está en crecimiento, las horas para dormir descienden. A su vez las personas que viven en las grandes ciudades, con un grado de estrés moderado y crónico, al igual las que tienen un nivel socioeconómico bajo, son las que tienden a dormir menos.

Se recomienda que para crear buenos hábitos de sueño en los adolescentes sea el siguiente:

  • Evitar consumir bebidas estimulantes como el café, bebidas de cola
  • Hacer ejercicio de forma regular ayuda a conciliar el sueño nocturno
  • Evitar actividades que mantienen alerta como videojuegos, celulares o cualquier pantalla luminosa, es mejor e vitarlas 1 hora antes de dormir
  • Si se llega a tener una siesta, se recomienda que sean entre 30 y 40 minutos en las primeras horas de la tarde
  • El alcohol, tabaco y otras sustancias malignas para salud tienen efectos nocivos sobre el sueño

Fuentes:

En familia AEP. (28 de junio de 2017). Sueño en los adolescentes. Obtenido de En familia AEP: https://enfamilia.aeped.es/vida-sana/sueno-en-adolescentes

Zaragoza, S. (18 de febrero de 2021). Sueño y alimentación en adolescentes. Obtenido de Eres mamá: https://eresmama.com/sueno-alimentacion-adolescentes/

¡SUSCRÍBETE PARA RECIBIR ACTUALIZACIONES DEL BLOG!

Únete a mi lista de correo electrónico para recibir actualizaciones e información.

Compartir esta publicación: